Jean Hervé Daude    

 

 

Resumen del documento :

Île de Pâques – L'Empreinte des Incas

 

En su nuevo libro, "Isla de Pascua - La huella de los incas", Jean Hervé Daude propone una nueva visión de la historia de la Isla de Pascua. En efecto, un cuidadoso estudio comparando muchos elementos de la tradición oral de la Isla de Pascua con los de la tradición oral de los Incas, y el estudio comparativo de los monumentos de Isla de Pascua y de los construidos por los Incas, el autor revela que una parte de las tropas de la élite del Inca Tupac Yupanqui, apodado "los orejones", se hubiera asentado en la Isla de Pascua y habria sido al origen de muchos elementos misteriosos e inexplicables de la isla.

Es así, que varios de los misterios de la Isla de Pascua, de su cultura original y de sus logros fantásticos encuentran una explicación lógica a través de este estudio cuando se presentan en el contexto de una influencia cultural inca significativa.

Según la tradición oral, Hotu Matua, considerado primer rey de la isla, habría llegado a la Isla de Pascua con un centenar de personas. Según la opinión general, estos primeros isleños, de origen de polinesia, habrian vivido en un largo aislamiento por varios cientos de años. Esto que explicaria el desarrollo en esta isla de una cultura muy diferente del resto de la Polinesia.

Sin embargo, investigaciones recientes muestran que la Isla de Pascua fue colonizada por los primeros polinesios, mucho mas antes de lo que se creia hasta la fecha, osea alrededor del año 1200. Del mismo modo, también hay razones para creer que durante la colonización, la isla de Pascua ha sido, al menos de forma esporádica, en contacto con la gente de algunas islas de la Polinesia.

Sería entonces difícil argumentar que en la Isla de Pascua se hubiera desarrollado una cultura totalmente original, si es que no hubiera estado en el largo y extremo aislamiento que se le suponia. Pero otra explicación se impone. El autor considera que si esta cultura se ha tan diferenciado de la cultura de polinesia en un tiempo muy corto, es porque que experimento un brusco y marcado contacto con otra cultura: la cultura Inca.

La cultura Inca habría sido introducida en la isla probablemente durante el viaje del Inca Tupac Yupanqui. En efecto, habiendo ya conquistado muchos territorios en el continente y deseoso de explorar nuevos mundos, navego alrededor del año 1465, con una flota de balsas hechas de madera de balsa. Sus embarcaciones eran muy maniobrables pese a su aparencia ya que estaban equipadas con velas y la garras amovibles. Habria navegado con una parte importante de su ejército, acompañado de Orejones: una élite militar integrada por nobles miembros de varias naciones andinas. Elevados a esta condicion superior por el Inca, estos orejones tenian el gran privilegio, de llevar, como el Inca Supremo, un tipo de turbante en la cabeza, llamado llautu, y de hacerse alargar las orejas.

En este viaje de menos de un año, el Inca Tupac habría ido a Mangareva, donde también parece haber dejado algunas huellas de la cultura Inca. Luego irá a la Isla de Pascua donde habria dejado una cierto numero de orejones.

Los orejones por su aspecto, su ropa y la superioridad de su cultura, deben haber impresionado fuertemente a los isleños, muy probablemente al punto de pasar, a sus ojos, por seres sobrenaturales. Además, como guerreros experimentados y disciplinados, los Orejones no deben haber tenido muchas dificultades para imponer su cultura y sus ritos religiosos.

En efecto, cuerpo de élite de un pueblo más avanzadas tecnológicamente y culturalmente, los Orejones habían recibido una formacion sofisticada en un continente donde una población numerosa y un poderoso poder central había logrado construir grandes estructuras en términos de edificios e infraestructuras. En el Imperio de los Incas, los orejones, recibian desde temprana edad enseñanzas en numerosas materias de parte de pedagogos y sabios llamados Amautas en las yachay huasi tipo de escuelas de altos niveles.

Estas "altas escuelas" sintetisaban todos los conocimientos propios de la cultura inca desde sus inicios y todo lo que esta pudo adquirir en varios siglos de contactos e intercambios con otros pueblos en los aspectos militares, linguisticos, religiosos, y temas de historia, arquitectura, arte como pintura, agricultura, la geometría, la astronomía, etc.

Habrian entonces llegado en la isla con una amplia experiencia en la arquitectura monumental. Sabian muy bien como esculpir la piedra dura de talla o andesita, y sabia como transportar cargas pesadas. Todo indica que se les debe la gran mayoría de los edificios monumentales de la isla. Aliandose con los moradoreds de la isla habrían sido los principales maestros de los Tupa, de los ahu, asi como de de los Moai y sus pukao. Estarian tambien, en la isla de Pascua, al origen del trabajo de la obsidiana, del uso de pintura para los moai y decorado de las parte internas altas de las grutas, de la representaciones totemicas de animales Surameriscanos en mascaras, pinturas rupestres o petroglifos, de la observacion de los movimientos del Sol, de la Luna y de las Estrellas, de culto del Hombre-pajaro, y del culto a Makemake.

Lo cual no puede ser únicamente el resultado de contactos esporádicos con América del Sur. Estas contribuciones culturales suponen una implantación de Suramericana durante un período de tiempo necesariamente largo.

Los orejones de Tupac Inca y sus descendientes serian entonces, según Jean Hervé Daude, al origen del enorme crecimiento que hubo en Isla de Pascua, y esto en una variedad de campos culturales pero mas bien en un tiempo muy corto. Así que parece que en la Isla de Pascua, la mayoría de lo que no es típico de un origen polinesio debe ser de origen Inca.

Obviamente, los isleños original de la Polinesia han tenido que lidiar como pudieron con la presencia de los incas en su isla. Así, dos pueblos tuvieron que compartir espacios de vida en la isla: el pueblo de las "orejitas" de origen polinesio, y el Pueblo de los "orejones", de origen inca. También parece claro que los Incas trajeron con ellos su religión, sus rituales y sus totems de animales en la isla.

Posteriormente, la Isla de Pascua tuvo un desarrollo original. De un lado, los polinesios que colonizaron la isla se distinguieron rápidamente del resto de la gente de Polinesia, modificando o adaptando sus tradiciones culturales y religiosas en contacto por el contacto con los recién llegados. El culto a Makemake y el culto del hombre-pájaro siendo ejemplos típicos de este fenómeno. De otro lado, los descendientes de los incas, lejos de poder central impuesto por el Inca Supremo, tuvieron que adaptarse a las condiciones específicas de la Isla de Pascua.

A lo largo de los años los Incas y sus descendientes mezclándose con la población local de personas locales perdieron poco a poco sus características incas. Del mismo modo, los isleños originarios de la Polinesia y sus descendientes han adoptado, adaptado y mantenido una buena parte de la cultura de los incas, incluso después de la exterminación de orejas largas. Del mismo modo los isleños de origen polinesio y sus descendientes adoptaron, adaptaron y siguieron una buena parte de los elementos constitutivos de la cultura inca aun luego del extermino de los orejones del lugar.

Los Orejones, luego de haber dominado la isla durante algún tiempo, han visto su poder erosionado por conflictos culturales y políticos. Estos descendientes de los Incas perdieron su aura de superioridad hasta el día fatídico en cual que los isleños de origen polinesio recuperaron el control de la isla, dejando sólo algunos vestigios incaicos : la huella de los incas (L’empreinte des Incas).

----------------------------------------

 

"... un livre surprenant et captivant du début à la fin !"

 

Crédits photographiques et participation spéciale à ce livre 

Les commentaires des lecteurs 

 

Pour commander ce livre 

 

 

ÎLE  DE  PÂQUES

L'empreinte des Incas

-----------------------------------------------------------------------